viernes, 25 de noviembre de 2011



TITULO ORIGINAL: Sleeping Beauty (Sleeping Beauty)
ORIGEN: Reino Unido (2011)
DIRECTOR: Julia Leigh
INTERPRETES: Emily Browning, Rachael Blake, Ewen Leslie, Peter Carroll
FOTOGRAFIA: Geoffrey Simpson
MUSICA: Ben Frost
GUION: Julia Leigh
GENERO: Drama
DURACION: 104 Minutos
PRODUCTORA:
Screen Australia


MI OPINION:



5/10 REGULAR

























CRITICA:

EROTISMO ARTIFICIAL
Por Martín Morales

Si hay un adjetivo que identifica perfectamente a esta película de Julia Leigh, vacía sería el indicado. Con una idea argumental muy interesante y con un planteo que intenta llevar adelante esa propuesta de manera lenta, medida, erótica y profunda, esta cinta, con rapidez y por las fallidas decisiones de su directora, se convierte en una superficial y artificial historia, ya que desaprovecha todo lo que tiene a su alrededor.

Lucy es una joven estudiante que necesita dinero para poder pagar el alquiler del lugar en donde vive. Para conseguirlo, decide participar en diferentes y degradantes trabajos en los que gana muy poca plata. Un día se anima a aceptar una curiosa propuesta de una organización privada: prostituirse y dejar que los hombres hagan lo que quieran, siguiendo unas rigurosas reglas, con su cuerpo desmayado. La curiosidad por saber qué es lo que ellos hacen mientras duerme es muy fuerte, por lo que va a intentar poner una cámara en el dormitorio para descubrirlo.

La cinta tiene un desarrollo lento, en el que los diálogos son casi arbitrarios y aportan poco al entendimiento de la historia. La misma se introduce presentando a la protagonista y dejando a la entera imaginación del espectador la profundidad o el desarrollo propio de su identidad. El guión no explora los sentimientos, emociones, ni el pensar del personaje principal, provocando así que el rol no se sienta interesante ni se logre comunicar con el público. El trabajo realizado con el libreto presenta aquí uno de los principales inconvenientes de la película: no existe la profundidad en los personajes, todo parece muy artificial y está contado de manera superficial, lo que ocasiona una involuntaria y decepcionante distancia entre el relato y el espectador.

Esta es una historia en la que no pasan muchas cosas, hay muchas miradas, varias escenas con un incierto personaje pesimista, una identidad protagónica que no se explica, y un tinte erótico que en la gran mayoría de las escenas está presente. El relato es interesante, principalmente porque cuenta un punto de vista original y diferente sobre la intimidad y el feminismo, pero está oculto en la narración, por un trabajo de dirección inconcluso e incoherente en muchas oportunidades. Una buena historia para pensar, llevada adelante de manera regular por Julia Leigh.

Pese a que el guión se priva de dar el paso siguiente y de arriesgarse a contar algo diferente durante largas escenas, la fotografía, la ambientación y el trabajo actoral es muy destacable. Por el lado visual, la cinta presenta una belleza atrapante. Los escenarios bien detallistas, mostrados con cámaras quietas y otras que siguen los movimientos de los personajes; las diferentes locaciones elegidas; la cuidada fotografía y los prolijos movimientos de cámaras, están muy correctos y funcionan en la creación de esa intimidad y perversidad que aparece en ciertos momentos en la narración. La labor interpretativa, en especial Emily Browning, es correcta. Ella interpreta de manera detallista y sin demasiadas exigencias un papel incierto y carente de diferentes matices. Un rol bien logrado, que no se luce, pero que está correcto. Rachael Blake, en el rol secundario más interesante de la propuesta (la jefa), le brinda seriedad y formalidad a la película.

"Sleeping Beauty" es una película que presenta pocos diálogos, que se basa en la creación de climas y en la presentación de un erotismo intimidante y provocador, el cual a su vez poco tiene para decir. Una regular propuesta, que finaliza convirtiéndose en una artificial historia sin profundidad. Muy buena desde los aspectos técnicos, pero con un guión y una dirección cuestionables y decepcionantes.

ESCENA DESTACADA: cuento.