viernes, 27 de agosto de 2010

TITULO: De Vuelta a la Vida
TITULO ORIGINAL: The Boys are Back
ORIGEN: Estados Unidos.
INTERPRETES: Clive Owen, Emma Booth, Laura Fraser, George MacKay.
DIRECTOR: Scott Hicks.
FOTOGRAFIA: Greig Fraser.
GUION: Allan Cubitt.
MUSICA: Hal Lindes.
GENERO: Drama.
DURACION: 104 Minutos
CALIFICACION: Apta mayores de 13 años
DISTRIBUIDORA: Alfa
ESTRENO EN BUENOS AIRES: 26 de Agosto de 2010


MI OPINION:



5 REGULAR





CRITICA:

RECONSTRUYENDO UNA VIDA
Por Martín Morales

Una linda historia, es lo que concluye siendo esta nueva película del director de "Shine", acertada por momentos, con una intencionalidad muy marcada, bien lograda por otros, pero que cae en muchos de los estereotipos y en los clásicos trucos cinematográficos para poder crear, en todo momento, un drama lagrimoso alrededor de la historia.

La vida de Joe luego del fallecimiento de su esposa es caótica, tiene un hijo pequeño a quien cuidar, una casa que mantener, asuntos laborales que resolver y una relación que poco a poco va empeorando con sus familiares. Él va a tener que reordenar su presente si quiere salir adelante y volver a construir su vida.

El comienzo del film es muy dudoso, exagerado, poco creíble y sin profundidad. Allí se cuenta la causa del problema, el crudo final de la vida de Katy (la esposa de Joe), el cual carece, no solo de sentimiento, sino de expresión y coherencia. La manera en la que se decidieron llevar adelante estos pocos minutos es desacertada, se utilizan recursos dramáticos que en todo momento quiere hacer emocionar al espectador, mostrando crudeza en sus imágenes pero olvidándose de la humanidad de los personajes y de desarrollar esa profunda unión que los unía. Es así como la relación posterior al trágico hecho entre el padre y su hijo, comienza a navegar por aguas con en las que predominan la poca seriedad, la burla en muchas oportunidades y el desamor por la familia.

Estos momentos, lo peor de la película, están interpretados por un Clive Owen que poco ayuda a que las falencias del guión se camuflen y no salgan a la luz tan directamente; y una Laura Fraser, correcta, que se adapta al guión de su personaje.

El momento en el que todo comienza a cambiar y en el que se empiezan a desarrollar interesantes y atrapantes hechos, se plantea cuando el otro hijo del protagonista aparece en escena, dándole frescura y convirtiendo al relato en una historia sobre el acostumbramiento y el amor, sobre los problemas y las alegrías. El padre, quien recuerda que su casa el orden se realiza sin la intervención o ayuda femenina, establece una simple, pero poco efectiva regla, escrita en el refrigerador, que él debe cumplir: "solo dí que si", creando en su momento, un mensaje poco llamativo y profundo sobre la paternidad.

A partir de ese momento, la historia crea suspenso en algunas escenas y se destaca por estar bien filmada y correctamente musicalizada, con cambios muy llamativos en la actuación de Clive Owen, quien comienza a crear matices diferentes en su personaje, aunque este, a la larga, siempre cae en sus propias creencias y en el dichoso lema de los imanes de la heladera. La relación con su hijo mayor es lo más rico del relato, aunque cae en la previsibilidad y, una vez más, en el uso incorrecto de los recursos visuales y auditivos para crear emoción donde no la tiene que haber.

"De vuelta a la Vida" es una historia bien contada que tiene sus inconvenientes, principalmente en el guión y en continuo interés en dramatizar todo lo que rodea a la familia. Una cinta que va mejorando con el paso de los minutos, especialmente las actuaciones y las relaciones entre los personajes, pero que desaprovecha la oportunidad de mostrar una realidad difícil, complicada pero posible de concretar. Una correcta, pero poco destacable, experiencia de vida. Son muchas las películas en las que el tema central, el mantenimiento de una familia sin la figura femenina, está mucho mejor tratado, ejemplos claros: "En busca de la felicidad" y "Alamar". (El fantasma está de más)

UNA ESCENA A DESTACAR: reencuentro con el otro hijo

TRAILER: